Proceso de Divorcio

Mi Objetivo

Es orientar a las personas o parejas que estén considerando divorciarse. Ellas requieren conocer sobre lo que conlleva ese proceso, las alternativas que tienen, así como los pros y los contras. Pero lo más importante que deben saber es que siempre existe un camino para culminar su relación minimizando al máximo el impacto negativo y el conflictivo. Ese camino se llama “El Buen Divorcio”.

Tomarlo garantiza la salud mental y emocional de todos los miembros de la familia, en especial la de sus hijos, porque al final siempre seguirán siendo una FAMILIA.   

Cuando nos casamos lo hacemos con la ilusión que será para siempre. Pensamos que a pesar de que puedan existir diferencias, estas se irán arreglando en el camino. Pero en algunos casos, sin que la pareja se dé cuenta, se puede caer en una relación tóxica que consecuentemente nos empuja a tomar una decisión definitiva. Entonces surgen las dudas:

¿Cómo se lo digo? ¿Qué debo hacer?  ¿Cómo puedo tomar este primer paso? ¿Cómo hago para no herir a los demás? Pero, sobre todo: ¿Cómo hago para no herirme a mí misma (o)?

Son preguntas difíciles de autocontestar simplemente porque no llegamos a esta vida con un manual bajo del brazo para enfrentar las distintas responsabilidades y retos que se nos presentan en nuestro camino.

El matrimonio es un contrato, un compromiso, es admiración mutua, complicidad, amistad de la buena, comunicación, comprensión y puedo seguir enumerando cualidades importantes que son las claves para que perdure en el tiempo.

Pero cuando la relación se rompe y no se trabajó a tiempo para rescatarla, el desamor toca la puerta y el cuento de hadas se acaba. Entramos en la desilusión, la recriminación y la culpa, haciendo la convivencia insostenible.

Es en este momento que debes acudir a un profesional del derecho para que te oriente sobre las alternativas legales a las que puedes acogerte. Yo estoy aquí, presta para apoyarte, para ayudarte a que puedas lograr de la mejor manera posible solucionar tú situación. Por supuesto que existen diversas causales que debemos analizar.

Sin embargo, siempre que no sea alguna que atente contra tu vida y tu dignidad, es preferible encontrar una solución que sea “Ganar-Ganar”.

“Articulo 212: Son causales de divorcio:

  1. El atentado de uno de los conyugues contra la vida del otro, o de sus hijos, hijas, hijastros o hijastras.
  2. El trato cruel físico o psíquico si con él se hace imposible la paz y el sosiego domestico.
  3. La relación sexual extramarital.
  4. La propuesta de uno de los conyugues para prostituir al otro;
  5. El conato del marido o de la mujer para corromper o prostituir a sus hijos, hijas, hijastros o hijastras, o la connivencia en su corrupción o prostitución;
  6. El abandono por parte del marido de sus deberes de esposo, y por parte de la mujer, de sus deberes de esposa o de madre, si al presentar la demanda de divorcio han transcurrido por lo menos seis (6) meses, contados desde el día en que se origino la causal, salvo que se trate del abandono de mujer embarazada, en cuyo caso el termino será de tres (3) meses;
  7. El uso habitual e injustificado de drogas o sustancias psicotrópicas;
  8. La embriaguez habitual;
  9. La separación de hecho por más de dos (2) años, aun cuando vivan bajo el mismo techo;
  10. El mutuo consentimiento de los conyugues siempre que se cumplan los siguientes requisitos:
  • Que el matrimonio tenga como mínimo dos años de celebrado; y
  • Que las partes ratifiquen su solicitud de divorcio transcurridos dos meses desde la presentación de la demanda de divorcio y antes de los seis (6) meses de la citada presentación.”

Ofrezco un servicio personalizado y confiable:

Mi experiencia y entrenamiento te garantizara que te acompañaré durante todo el proceso. Podrás comunicarte conmigo siempre. Pero si por alguna razón en algún momento no estoy disponible, puedes contar con que mi tiempo de respuesta es breve.

Deja tus problemas en mis manos. Confía en mi capacidad para ayudarte con este proceso.